-->

Los Arzate en Baja California desairados por El Mayo Zambada pero protegidos por Los Chapitos

- 8:15:00

 

Los Arzate en Baja California desairados por El Mayo Zambada pero protegidos por Los Chapitos

En redes sociales cuentas vinculadas a denuncias ciudadanas publicaron imágenes y videos de los supuestos juguetes repartidos por integrantes del grupo criminal Cártel de Sinaloa. Eso, en medio de las fiestas decembrinas.

El material visual refiere a casos en el norte del país donde, según las redes sociales fueron entregados los juguetes que van desde muñecos, coches y peluches. Los repartidores formarían parte de la facción que dirigen los hermanos Arzate García en Baja California, que limita con Estados Unidos.

El norte de México es desde hace años sinónimo de silencio. Lo continuos enfrentamientos callejeros entre grupos criminales construyeron una mordaza sobre los medios de comunicación y las autoridades.

A grandes rasgos puede decirse que el Cártel de Sinaloa es un grupo criminal de narcos que controló el paso de drogas al otro lado de la frontera. Los hermanos Arzate serían criminales ligados a este grupo.

René y Alfonso Arzate García, según el semanario Zeta Tijuana, fueron desairados por el “Mayo” Zambada, tras generar demasiados enfrentamientos internos entre los diferentes brazos armados del Cártel de Sinaloa.

Los Arzate asientan su poderío criminal en el estado fronterizo de Baja California. Ahí la violencia generada se debe a que la célula de los hermanos entró en pugna con otras de la misma organización sinaloense, pues pretenden conservar el monopolio del liderazgo criminal.

En declaraciones oficiales, ampliaron que los hermanos habían sido alertados sobre la estrategia de Zambada García de tener aliados en otras entidades, más no jefes de plaza, algo que, dicen, Alfonso y René no aceptaron, pues quieren ser los únicos.


El semanario Zeta Tijuana advierte que hasta el momento, los Arzate García no se encuentran fuera del cártel, pero ya no cuentan con la protección total que algún día tuvieron del también llamado “Señor del Sombrero”.

Los hermanos habrían recibido una llamada de atención con advertencia en el pasado mes de marzo, después que el día 18, autoridades de ambos lados de la frontera aseguraron un narcotúnel con entrada en Baja California y salida en San Diego, California (Estados Unidos), en el que decomisaron tres toneladas de marihuana y diversas cantidades de crystal, fentanilo y cocaína. El aseguramiento se calculó en un valor superior a USD 10 millones.

Gente del “Mayo” responsabilizó a los Arzate, a quienes vinculó como originarios del operativo por diversos delitos previos, incluidos secuestros y privaciones ocurridos como parte de la disputa entre los hermanos y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Baja California.

Tras los hechos, Alfonso, alias el “Aquiles”, y René, la “Rana” Arzate, huyeron a Mazatlán, Sinaloa, para protegerse de las persecuciones en su contra, descuidando a sus huestes en el territorio baja californiano.

Siete meses después de su escandalosa salida, los hermanos hacen temblar otra vez Baja California. Versiones al interior de las Mesas de Coordinación, citadas por Zeta Tijuana, establecen que los Arzate regresaron a la entidad, específicamente a la ciudad de Tijuana, donde los ubican en complejos de lujo. Esporádicamente visitan el municipio de Ensenada, al que consideran su territorio “más seguro”.

Sus primeros objetivos han sido disputarle el territorio al mismísimo Cártel de Sinaloa y recuperar el liderazgo criminal, a partir del apoyo de autoridades corruptibles y buscando nuevos asociados.

En esta guerra, confusa y sanguinaria, el papel de los Chapitos —hijos de Joaquín Guzmán Loera, el “Chapo”— y sus hombres se presume cada vez más importante.

Autoridades de México y Estados Unidos indicaron que dentro del Cártel de Sinaloa, los Arzate estarían contactando como proveedores y protectores a los Chapitos y/o los Menores, específicamente a Iván Archivaldo Guzmán Salazar, detenido en 2005 por lavado de dinero y liberado en 2008; así como a sus hermanos Jesús Alfredo y Ovidio.

Además, los Arzate están recurriendo a su viejo conocido, Pablo Edwin Huerta Nuño, alias el “Flaquito”, líder del Cártel de los Arellano Félix, y con quien ya hicieron acuerdos en el pasado.

 

Start typing and press Enter to search