-->

Familiares del “Mayo Zambada" y ex cuñada de un Jefe de Plaza víctimas de secuestro y levantones en Baja California ordenados por los Chapitos

- 20:21:00

Familiares del “Mayo Zambada" y ex cuñada de un Jefe de Plaza víctimas de secuestro y levantones en Baja California ordenados por los Chapitos

En Tijuana todo comenzó como un rumor: Farrah Fresnedo García había sido “levantada” por el Cártel de Sinaloa. Fue el lunes pasado. Con las horas, ya se hablaba en plural. La mujer, ex cuñada de René Arzate, la Rana, cabecilla de la organización criminal, fue secuestrada junto con otras dos personas.

Farrah Fresnedo García había pasado la mañana y parte de la tarde del 8 de marzo -Día Internacional de la Mujer- en el Valle de Guadalupe, comiendo y departiendo con familiares y amigos. De regreso en su auto, un Jeep Compass color rojo de reciente modelo, fue acompañada por dos hombres.

Poco antes de las seis de la tarde, cuando circulaba a aproximadamente 100 metros del puente Loma Blanca en las inmediaciones del fraccionamiento Cuesta Blanca, sobre la Carretera Libre Rosarito-Tijuana, el Jeep fue interceptado por cinco hombres armados a bordo de un pick-up blanco, que de acuerdo con el testigo que reportó el delito, “estaba equipado con estrobos”.

Policías municipales que atendieron el reporte de emergencia, informaron que al llegar al lugar, el reportante había abandonado la escena. Encontraron el vehículo encendido con las puertas abiertas, sin tripulantes. Al correr las placas en la base de datos, se dieron cuenta que estaba registrado a nombre de Fresnedo.

Los investigadores localizaron en el interior del automóvil, en el lugar del copiloto, una bolsa femenina de mano color café con varias identificaciones a nombre de la propietaria del carro. Acudieron a la dirección plasmada en las credenciales, donde fueron atendidos por la hermana de Farrah.

Los agentes fueron informados que no estaba, ni vivía en el domicilio inscrito en los documentos, pero efectivamente estaba desaparecida. Explicaron que la familia había acordado reunirse a una hora específica del día, pero Farrah no llegó ni respondió las llamadas que hicieron a su número celular.

Respecto a la identidad de los hombres que le acompañaban, y si estos pudieron haber sido el objetivo de la privación de la libertad, la familia no ofreció información, solo que no son parientes y los mencionaron por su nombre de pila, el cual no fue revelado por las autoridades.

El nombre de Farrah Fresnedo fue identificado inmediatamente por las autoridades, pues ha formado parte de carpetas de investigación previa, ninguna como imputada, pero entre estas:

Como testigo de la agresión que su ex cuñado y cabecilla de una célula del Cártel de Sinaloa, René Arzate García “La Rana”, perpetró contra su hermana en fechas previas a 2008.

El 4 de noviembre de 2011, cuando fue acompañada como víctima y copiloto de Israel Vergara Galindo “El Markitos”, ex policía municipal de Tijuana, sicario y operador criminal del Cártel Arellano Félix, quien se había escindido del CAF y aliado al Cártel de Sinaloa, precisamente en la célula de los hermanos Arzate, cuando ambos fueron atacados a balazos por Juan Sillas Rocha y sus sicarios.

Farrah, ex cuñada de René Arzate “La Rana”

Vergara cambió de cartel en octubre de 2010, después de informar al Cártel de Sinaloa y a las autoridades que en la calle Dos, entre Ermita Sur y Burócratas, Fraccionamiento Real del Monte en Tijuana, su ex jefe criminal Juan Sillas tenía secuestradas desde mediados de septiembre a María Isabel Gutiérrez Zambada, su hija y otra mujer, todas emparentadas con Ismael “El Mayo” Zambada, para que fueran liberadas.

Fue detenido en México en 2013 y liberado en 2018, año en que se entregó a las autoridades en Estados Unidos.

En 2011, en compañía de Carlos Reyna, Fresnedo publicó el libro “El Extraditado, Benjamín Arellano Félix”, como resultado de 48 horas de entrevista -al estilo de los espectáculos- al fundador y cabeza del Cártel Arellano Félix preso en Florida, Estados Unidos, donde el capo expuso “su verdad”, la cual contrasta con versiones judiciales y consignadas en averiguaciones previas que México y EU consignaron por sus múltiples delitos.

En su calidad de coautora, a Farrah Fresnedo la editorial la presenta como nativa de “Los Ángeles, 1977, es criminóloga. Ha sido asesora durante cinco años para abogados federales especializados en delitos de narcotráfico en la frontera México-Estados Unidos. Además, ha sido mentora en la Unidad de Pandillas del Departamento de Educación del Condado de San Diego, donde ha tenido a su cargo a adolescentes en la fase de iniciación en el crimen organizado (en este programa, sicarios de diferentes cárteles han sido invitados a dar pláticas como servicio social). Es miembro de la mesa directiva de Dasein, una asociación civil que ofrece asistencia psicológica y legal para niños de escasos recursos ligada con el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Tijuana”.

Los investigadores estatales consideran que debido a la protección entre criminales que tiene la familia de la desaparecida, por su parentesco con miembros del crimen organizado, podría tratarse de un ataque por parte de la célula de “Los Chapitos”, en su intento por establecer dominio en Baja California. Aunque en teoría, los primeros reportes de inteligencia indicaban que Los Arzate ya habían negociado una alianza con los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Farrah Fresnedo con Benjamin Arellano Felix

La víctima y sus acompañantes fueron secuestrados. Agentes municipales atendieron el crimen, y encontraron la Jepp con las puertas abiertas y sin pasajeros. Los policías hallaron dentro una bolsa de mano con tarjetas pertenecientes a Farrah Fresnedo.

De inmediato acudieron a la dirección plasmada en las tarjetas, donde los familiares de Farrah confirmaron su desaparición. Según los testimonios, el día del incidente, la mujer había quedado en asistir a una reunión familiar, pero nunca llegó, ni tampoco respondió su celular.

Rene Arzate “La Rana” y Alfonso Arzate García, “El Aquiles”, jefe de plaza en la ciudad de Tijuana, Baja California. 

Sobre la identidad de sus acompañantes, se desconoce si se trate de personas involucradas con el crimen organizado o que el “levantón” sea una acción en su contra.

Pese a que Farrah no ha sido imputada a ningún crimen, las autoridades aseguran que el secuestro pudo haberse perpetrado por su parentesco con cabecillas criminales. Se trataría de gente de los Chapitos, quienes buscan establecer su dominio en Baja California. No obstante, advierte Zeta Tijuana, en teoría los Reyes Arzate negociaron una alianza con los Menores.

Asi fue levantado el Doctor Hermes Armenta quien dicen es familiar del Mayo Zambada

El 9 de marzo, el doctor Hermes Armenta corrió con la misma suerte. Hombres armados llegaron a su consultorio. Al verlo descender de su automóvil, estos lo sujetaron de los brazos y se lo llevaron en una Jeep Cherokee.

Cinco horas después, describe Zeta Tijuana, las autoridades encontraron el vehículo de los delincuentes, abandonado en calles de Tijuana. Familiares y amigos de la víctima exigieron a través de redes sociales esclarecer el crimen.

El mismo día del levantón, los secuestradores se comunicaron con la familia del doctor y les pidieron 2 millones de pesos a cambio de la víctima.

Las autoridades tienen elementos para relacionar a los secuestradores con el grupo criminal local de Los Teos, quienes operan en la zona este de Tijuana.

De acuerdo al trabajo de investigación de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz y Seguridad de Baja California, el grupo criminal que plagió al médico, se dedica a la venta de droga, en la zona del Mariano Matamoros y sería uno de los tentáculos de la célula de “Los Uriarte” aliados del cártel de Sinaloa.

Tenían como cabecilla a “El Pascual”, quien como antecedente, fue detenido el 9 de marzo de 2009, fue capturado junto a otros 59 hombres quienes acompañaban, en el Salón de Eventos “Mezzanine” del Fraccionamiento Los Álamos, en un festejo de 15 años acompañando a Ángel Jácome Gamboa (A) “El Kaibil” o “El Jácome”, ex policía de Rosarito, operador y sicario de Eduardo García Simental “El Teo” o “El Tres Letras”, detenido en enero del 2010.

El Pascual

No se había vuelto a saber de él, hasta que los vecinos de la zona donde fue secuestrado el doctor Armenta, tras ver imágenes de videovigilancia y conversar con testigos, lo señalaron como el hombre responsable de la actividad criminal en la delegación y presunto responsable del ataque contra el galeno.

En la calle de Acapulco, una célula del cártel de Sinaloa mantenía privado de la libertad a un empresario de la construcción en Rosarito, Baja California. La víctima fue levantada mientras corría con su hija.

Zeta Tijuana reporta que, unas horas después del crimen, los raptores le exigieron a la familia 20 millones de pesos. El empresario fue rescatado por las autoridades estatales, quienes ubicaron la casa de seguridad de los sinaloenses, a través de un operativo de vigilancia.

Por el hecho han sido detenidos dos criminales. El 7 y 10 de marzo se reportaron dos privaciones más.

 

Start typing and press Enter to search