-->

Ovidio Guzmán libró a la muerte: sus enemigos estuvieron a punto de ejecutarlo

- 19:21:00


El 17 de octubre de 2019 el nombre de Ovidio Guzmán cobró relevancia no solo en México, sino a nivel internacional, al ser la fecha en la que el hijo del Chapo Guzmán logró evadir a la justicia.

A partir de entonces, el líder criminal, también conocido como “El Ratón”, se convirtió en uno de los mayores objetivos de las autoridades de Estados Unidos y México, pero también de sus enemigos.

Y es que, además de evadir a la justicia, Ovidio también se cuidaba de no ser asesinado por miembros de otros cárteles de la droga, tal como estuvo a punto de suceder en octubre de 2021 en plena Ciudad de México.

Aunque uno de Los Chapitos siempre contaba con un ejército de escoltas conocidos como “Los Ninis”, aquella ocasión solo lo acompañaban dos pistoleros cuando se encontraba en un restaurante de la capital mexicana.

David Fuentes, periodista especializado en temas de seguridad, y quien tuvo acceso a reportes de inteligencia de la Marina, dio a conocer el plan frustrado de los asesinos en una publicación de la revista Proceso.

Según los informes, un exlíder del Cártel de los Arellano Félix identificado como “El Flaco” y quien, al parecer, fue contactado por Ismael “El Mayo” Zambada, mandó a un grupo de sicarios a la Ciudad de México para matar a “El Ratón”.

Fue así como le dieron seguimiento al hijo del Chapo y lo ubicaron en un restaurante dentro de un centro comercial. De acuerdo con los reportes de inteligencia, hubo un momento en el que los pistoleros tenían a su objetivo a solo unos metros, y solo esperaban la orden para terminar su tarea.

Sin embargo, la instrucción nunca llegó porque había mucha gente y las posibilidades de fallar y de matar a inocentes era alta. Cuatro días después, los sicarios fueron detectados por marinos que seguían los movimientos de Ovidio en la capital.

Una vez que fueron detenidos se les decomisaron sus teléfonos celulares, en donde encontraron una serie de audios que revelaban el momento en el que anunciaron la ubicación del hijo del Chapo, además de varios depósitos que alguien les hacía para hospedaje, comidas y otros gastos.

Desde ese entonces “El Ratón” regresó a Culiacán y ya no volvió a la Ciudad de México, pero la Marina ya no le perdió el rastro, hasta concretar su captura el pasado 5 de enero.

 

Start typing and press Enter to search