-->

El regreso furioso de El Mayo Zambada , hace un año no eran nada ahora El Grupo Flechas con capacidad para enfrentar a El CJNG

- 10:02:00


El regreso furioso de El Mayo Zambada , hace un año no eran nada ahora El Grupo Flechas con capacidad para enfrentar a El CJNG

Manuel “M”, elemento de la Policía Auxiliar del Estado (IPAE), resultó abatido por agentes municipales de Acapulco luego del enfrentamiento que derivó de la agresión a balazos contra una mujer y otro sujeto.

De acuerdo con la Fiscalía de Guerrero, efectivos de la Policía Municipal repelieron un ataque iniciado por Manuel “M”, quien previamente había accionado su arma de cargo en contra de una mujer y su acompañante, quienes viajaban a bordo de un vehículo compacto sobre la avenida principal de la Zona Diamante.

Fue así que se desató la balacera en el bulevar de Las Naciones, a la altura de una concesionaria de la marca Chevrolet. Presuntamente, el efectivo estatal jaloneaba a quien sería su víctima cuando arribó una patrulla con al menos cinco uniformados.

“En el lugar de los hechos se realizaron los trabajos de criminalística de campo por parte de peritos de la FGE, llevando a cabo las diligencias correspondientes”, informaron las autoridades ministeriales.

Los servicios de emergencia recibieron el reporte sobre un enfrentamiento pasadas las 16:00 horas de este 23 de abril. Con las precisiones de la Fiscalía de Guerrero quedan descartados reportes sobre presuntos sicarios que atacaron a municipales. Aunque de forma preliminar se habló de cinco heridos, las autoridades no ofrecieron mayores detalles.

Luego de abrir fuego contra sus colegas de Seguridad, el elemento del IPAE habría intentado correr, pero en el curso de las agresiones fue alcanzado por un impacto y quedó tendido al lado de un taxi modelo Tsuru, Nissan. En tanto, la mujer fue revisada y presentaba múltiples golpes, por lo cual fue enviada al hospital.

Al sitio arribaron agentes de la Fiscalía estatal, Guardia Nacional y de la Marina Armada de México, para prestar apoyos de seguridad mientras peritos realizarán el levantamiento de indicios y del cuerpo.

Por imágenes compartidas en redes sociales se observa que el elemento quedó boca arriba junto a un arma larga, con uniforme incluido. Un video tomado dentro de un local alcanzó a captar el intercambio de disparos con fusiles de grueso calibre.

Versiones extra oficiales indicaron que en primer lugar, el elemento del IPAE discutía con la mujer y un civil trató de ayudarla, por lo cual el uniformado accionó su arma.

Apenas este 22 de abril reciente, presuntos delincuentes ingresaron a la central de abastos de Acapulco, rociaron todo con combustible y prendieron fuego a puestos donde se vende pescado, frutas y ropa.

En el mercado de artesanías El Parazal, otro comando ingresó y quemó varios locales, además de una estética localizada en la calle Velázquez de León, a pocos metros del Zócalo. También, otros negocios en el mercado de Caleta fueron prendidos con fuego.

En la zona suburbana de Acapulco, un automóvil Volkswagen tipo Beetle fue reportado como perdida total al ser incendiado con bombas molotov. En esa misma demarcación, un hombre murió y otro resultó lesionado en un ataque directo.

Los hechos, que dejaron al menos seis locales y un vehículo incendiados, agravan el repunte de violencia que vive ese puerto mexicano.

El término crimen organizado ha vuelto a resonar en un lugar, donde las autoridades locales aseguran, los índices de violencia se encuentran a la baja.

Desde hace más de 10 años, cuando comenzó la llamada “guerra contra el narcotráfico” Acapulco, Guerrero, fue una de las ciudades más azotadas por la violencia: el famoso puerto vivió sus días más negros que lo hundieron en una grave crisis turística, económica, pero sobre todo, de seguridad.

Aunque los niveles de criminalidad, principalmente la derivada por el crimen organizado, no son los mismos, la estrategia para detener la ola de inseguridad no ha dado resultadosNacieron en medio de la crisis desatada por el coronavirus. Flechas MZ —una célula criminal que no era nada hace un año— hoy asociada al Cártel de Sinaloa, en poco tiempo ha adquirido fuerza, poder, dinero y capacidad de fuego para derrotar a su principal enemigo: el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Su escudo, el logotipo con la marca de horror de la casa, es una flecha que va de izquierda a derecha porque se ven a sí mismos como este tipo de proyectil: silencioso pero mortal. Arriba, está dibujada una corona de laurel, que en la antigua Grecia y Roma se regalaba como recompensa a poetas, deportistas y guerreros. En medio se encuentran dos letras “MZ”, las iniciales de su líder: el Mayo Zambada.

Su lugar de origen es Zacatecas, un estado al centro del país donde grupos criminales sostienen una lucha encarnizada por el control del territorio. Sus apariciones, aunque pocas, fueron realizadas a finales de 2020, en ellas amenazan a Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, líder del CJNG, y le advierten que las regiones de las que se cree dueño estarán en disputa directa con Ismael el Mayo Zambada García.

El primer video, que puso en alerta a las autoridades, muestra a un sicario del grupo criminal exhibiendo el equipo táctico con el que cuenta. De acuerdo a las imágenes, se trata de botas, chalecos antibalas, armas largas, cortas, radios, celulares y gorras bordadas con el logotipo criminal.

Una segunda grabación expone el ataque a una casa desde un automóvil en movimiento. En ella se muestra a los gatilleros disparar cientos de ráfagas a tres hombres que conversan del otro lado de la puerta.

La sierra de Durango (al noroeste de México y limítrofe con Zacatecas) fue el escenario del tercer video, en el que se ve a miembros de Flechas MZ descender de autos lujosos y blindados y disparar eufóricos al aire por haberle ganado al Cártel Jalisco Nueva Generación.

A diferencia de otras células criminales que se enfrentan al CJNG, Flechas MZ ha mostrado tener la capacidad de fuego y dinero para derrotar al que hoy es el cártel más poderoso de México. Esto lo convierte en una de las mayores preocupaciones del gabinete de seguridad de Andrés Manuel López Obrador, que advierte una guerra que se antoja cada vez más larga.

Flechas MZ, que ha extendido su portafolio de crímenes del tráfico de drogas, hasta el secuestro y la extorsión, ha podido crecer debido a que las autoridades lo desestimaron como una amenaza.

Actualmente en el país operan 148 grupos criminales —algunos de ellos afiliados a cárteles más grandes— , que entraron a las disputas por el control de terrenos en algunas localidades, según muestra un mapeo del Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE) elaborado por el investigador Jorge Roa.

Los datos sugieren que Michoacán, Guerrero, Estado de México y la capital mexicana son los estados que concentran el mayor número de células delictivas, de 20 a 24, de acuerdo con la radiografía de Roa. La mayoría de estos grupos criminales empuñaron la bandera del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Este grupo criminal, liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, tiene presencia en 28 de los 32 estados, quedando fuera Sinaloa —bastión del cártel con el mismo nombre—, Baja California Sur, Durango y Tamaulipas.

 

Start typing and press Enter to search