-->

“¡Tenemos gente herida, por favor mándenos el boludo!”: Carteles Unidos pidió apoyo aéreo a militares, en balacera con el CJNG

- 6:56:00

“¡Tenemos gente herida, por favor mándenos el boludo!”: Carteles Unidos pidió apoyo aéreo a militares, en balacera con el CJNG

A través de las redes sociales circula una grabación en la que sicarios de la asociación delictiva Careles Unidos piden apoyo aéreo al personal de la Secretaría de la Defensa Nacional y/o Guardia Nacional presuntamente del 65 Batallón de Infantería de Coalcomán, en medio de un fuerte enfrentamiento que en ese municipio tuvo lugar contra el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Fue el pasado domingo que en los municipios de la Costa de Michoacán se reportaron fuertes enfrentamientos, que derivaron en el aseguramiento de vehículos y armas por parte de personal militar.

Una grabación que circula en redes sociales, da muestra del pedido de ayuda que realizaron sicarios de Carteles Unidos (asociación integrada por Los Viagras, Caballeros Templarios, Cártel de Tepalcatepec y Blancos de Troya) a personal militar, a quienes piden el apoyo de un “boludo”, mote que se les da a los helicópteros de policía y fuerzas armadas.

“¡Tenemos gente herida, por favor mándenos el boludo!”, pide un sicario presuntamente al 65 Batallón de Coalcomán, señalado en múltiples ocasiones de colaborar con la asociación criminal Carteles Unidos, y que desde 2002 fue investigado por nexos con el crimen organizado, ganándose el apodo del “narcobatallón”, cuando su sede estaba en Guamúchil Sinaloa.

En el audio, el sicario dice que los hechos se registran en las inmediaciones de “El Guayabo”, comunidad en el municipio de Pihuamo, Jalisco, colindante con Las Trojes, Coalcomán, en el estado de Michoacán, comunidades separadas por el río Trojes.

“¡Antes de llegar al Guayabo, Jalisco, es antes, hay un carreral atravesado, es antes, es Michoacán todavía!”, indica un sicario a su interlocutor, que al parecer es miembro de Carteles Unidos.

Un hombre con voz más calmada, se dirige al “Jarocho”, que sería un militar, y le repite las indicaciones. “Mira Jarocho, que es el Guayabo, Michoacán, es donde están todos los monstruos, está toda la putacerona”.

A continuación regresa la primera voz desesperada del sicario: “¡Vienen los contras, los monstruos están sobre la carretera, antes de llegar al puente del Guayabo! (…) ¡están sobre la pura carretera, ahí están los ‘monstruos’ sobre la carretera (…) ahí nos están tirando!”, doce refiriéndose a los camiones blindados denominados “monstruo”, vehículos usados por el “Grupo Élite” del Cártel Jalisco.

“¡Ahí están las trocas de nosotros también y están las de ellos, pero ellos son puros ‘monstruos’ necesitamos que de volada, viejo, por favor!”.

Personal militar aseguró ese domingo armas de fuego de grueso calibre, incluido un fusil Barret calibre 50, vehículos, munición y una motosierra.

Mientras tanto, ese día el gobernador de Michoacán Silvano Aureoles Conejo, cuya Administración oculta estos hechos de violencia y distrae la atención presumiendo sus “logros” en redes sociales, celebraba su cumpleaños en un estado que vive una guerra de narcotraficantes por el control territorial.

 

Start typing and press Enter to search