-->

El Chango” Méndez le perdonó la vida al “Mencho” y lo pagó muy caro

- 19:44:00


Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, es uno de los criminales más buscados por las autoridades de Estados Unidos y México, por quien se ofrece una recompensa de 10 millones de dólares para quien aporte información que derive en su captura.

A lo largo de los años, el máximo líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) ha generado un gran poder que le permite controlar la mayor parte del territorio mexicano, principalmente los estados de Jalisco, Michoacán y Guanajuato.

Sin embargo, en el pasado estuvo a punto de morir cuando cayó en manos de integrantes de La Familia Michoacana, que en ese entonces era liderado por Jesús Méndez Vargas, alias “El Chango”.

De acuerdo con el sitio El Blog del Narco, esto ocurrió en 2003 y en ese entonces El Mencho tendría 36 años, cuando apenas era un sicario del cártel de Los Valencia.

Hincado y a punto de ser ejecutado, Oseguera Cervantes suplicó por su vida y Méndez Vargas decidió perdonarlo, sin saber que años más tarde eso le costaría muy caro.

Tras ser liberado, El Mencho abandonó Michoacán y se refugió en el estado de Jalisco, en donde finalmente fundó el CJNG, la organización criminal que, a base de sangre y fuego, le arrebató parte de su territorio a La Familia Michoacana.

Pero la humillación que sufrió el narcotraficante no la pudo olvidar y decidió cobrar venganza, por lo que en 2005 mandó a ejecutar a tres personas en el municipio de Apatzingán, entre ellos el empresario Alejandro Méndez Vargas, de 26 años, hermano de “El Chango”.

Sobre ese hecho, Martín Rosales Magaña, alias “El Terry” y quien pertenecía a La Familia Michoacana, declaró luego de ser detenido que El Mencho no sólo habría ordenado la ejecución de las tres personas, sino que también formaba parte del comando que lo mató.

Seis años más tarde El Chango fue detenido en el estado de Aguascalientes, luego de formar su propio cártel al tener diferencias con otros líderes de La Familia Michoacana.

Recientemente se dio a conocer que Méndez Vargas fue sentenciado a 45 años de prisión, mientras que el hombre al que le perdonó la vida en 2003 sigue prófugo de la justicia.

 

Start typing and press Enter to search