-->

Estos son los 4 tipos de Sicarios que existen en México

- 14:12:00

Estos son los 4 tipos de Sicarios que existen en México 

Con el creciente auge de la narcocultura en México, la figura del sicario cobra mayor relevancia entre los investigadores que buscan conocer cómo se desarrolla el crimen organizado en el país en distintos ámbitos.

La psicóloga Arcelia Ruiz Vázquez documentó cuatro tipos de sicarios que existen en el país a partir de su trabajo con cinco universidades públicas, entrevistas a expertos en psicología criminal y las conversaciones que tuvo con presos.

En su investigación, la analista señala que la existencia de sicarios es cada vez más frecuente y estos tipos de delincuentes se vuelven la ‘fuerza armada’ del crimen organizado.

Ruiz Vázquez puntualizó que un sicario puede definirse como una persona que comete un asesinato a cambio de una remuneración económica o ‘por encargo’.

Entre estas personas se pueden encontrar cuatro tipos de sicarios de acuerdo con su perfil psicosocial:

Marginal

Este tipo de sicario ingresa al mundo criminal para cumplir necesidades económicas. Suelen provenir de zonas de extrema pobreza, donde la delincuencia organizada constituye una opción para obtener ingresos.

Desde jóvenes pueden involucrarse en actividades como cultivo de drogas, recolección y transporte, para después volverse halcones o cuidadores de zonas de seguridad de criminales.

Conforme pasa el tiempo, las personas se involucran más, hasta cometer secuestros y asesinatos a cambio de dinero.

La especialista destaca que de niños, los sicarios marginales no reportan conductas antisociales, pues es conforme crecen que notan las carencias y buscan una manera de obtener dinero.

Ruiz también especificó que no todos los jóvenes que ingresan a la delincuencia organizada bajo este perfil llegan a ser sicarios, ya que muchos se quedan como guardias de seguridad o en otras labores que no impliquen violencia directa.

Antisocial
Los sicarios antisociales crecieron en un ambiente violento y propicio para realizar crímenes.

Generalmente, se desarrollan en zonas conurbadas y desde pequeños están envueltos en familias disfuncionales en las que el maltrato y el consumo de drogas son habituales.

Por ende, algunos jóvenes ven como aceptable este tipo de conductas y no consideran mala la existencia de delitos menores o estar en pandillas.

Conforme crecen, pueden insertarse en actividades como narcomenudeo y poco a poco volverse sicarios.

A diferencia de los sicarios marginales, los antisociales presentan desde la niñez problemas de conducta en la escuela y se vuelven impulsivos y poco tolerantes.


Un sicario antisocial no tiene remordimiento cuando mata a alguien que también está involucrado en el crimen, pero puede sentirse culpa al tratarse de personas ajenas, como mujeres y niños.

Psicopático

Uno de los más peligrosos es el sicario psicopático, ya que presenta ‘afectaciones psíquicas y afectivas’ que lo llevan a ingresar al crimen.

Los sicarios de este tipo no siempre se encuentran en una situación marginal, aunque desde pequeños muestran conductas antisociales.

La principal característica de este sicario es que tiene habilidades cognitivas que le permiten escalar dentro del mundo criminal rápidamente.

Sin remordimientos, manipulador, con dotes de líder y desarrollador de planes, el sicario psicopático busca poder dentro de una célula criminal, además de que no se conforma con los pagos por evento, sino que espera generar altos ingresos a cualquier costo.

Sádico

La distinción entre un sicario sádico y un psicopático es que el primero busca satisfacción propia en sus actos criminales.

A un sicario sádico no solo lo motiva la recompensa por un asesinato, sino que también busca provocar el mayor daño posible a su víctima.

Esta clase de sicario intentará perfeccionar sus técnicas para torturar, con el fin de que la persona a quien mate sufra mucho.

Estos sicarios suelen grabar sus ejecuciones e incluso las guardan para deleite personal en futuras ocasiones.

 

Start typing and press Enter to search