-->

"El Chilo Leal" era capo del Cártel del Golfo y lo puso informante; Así fue como se le escapo a la DEA en Houston a bordo de un Jetta antes de que fuera ejecutado hace una semana

- 18:53:00

 


"El Chilo Leal" era capo del Cártel del Golfo y lo puso informante; Así fue como se le escapo a la DEA en Houston a bordo de un Jetta antes de que fuera ejecutado hace una semana

En 2005, la policía del sur de Houston detuvo un vehículo de color dorado, marca Chevy Malibu, por ir a exceso de velocidad. Esa acción marcó la debacle de 68 individuos que en los próximos cuatro años serían perseguidos y acusados de haber trasegado miles de libras de cocaína y millones de dólares procedentes del narcotráfico en México,entre ellos Isidro Leal Gonzalez,que desde el Cartel del Golfo coordinaba el trasiego de cocaina y logro escapar. 

El viernes 16 de Julio de 2005 y aun bajo acecho de la DEA en calidad de fugitivo,fue ejecutado en una tienda de materiales INTERCERAMIC ubicada en el municipio de ESCOBEDO en el estado de Nuevo Leon.

El Operativo Federal y el escape de Estados Unidos

Por temas de censura nos están eliminando paginas en Facebook, únanse a Twitter donde estamos subiendo todo el contenido. https://twitter.com/Diariodenarco

Los investigadores federales en E.U EN 2005, descubrieron una red de narcotráfico, lavado de dinero, secuestros y asesinatos en los que la importante ciudad de Houston desempeñó un papel central que puso a relieve detalles de las vidas secretas de los narcotraficantes que se mezclaban con la población mientras contrabandeaban drogas hacia Estados Unidos y enviaban las ganancias de este comercio a México.


El chofer del Chevy Malibu inicialmente detenido en el operativo se convirtió en informante del gobierno a cambio de clemencia por otros cargos penales. Su cooperación sirvió de base para una gran investigación en Houston, llamada Operación Tres Estrellas.

La identidad de este informante sigue siendo un secreto bien guardado por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), aun cuando a finales de mayo cinco individuos fueron acusados, procesados y encarcelados.

“Las drogas son el eje de toda la actividad aquí”, dijo un agente involucrado en la operación que habló a condición de anonimato en esa fecha

Zoran Yankovich, jefe de la división de la DEA en Houston, dijo que la Operación Tres Estrellas expuso a los miembros de carteles mexicanos que operaban camuflados en Houston, sin que el ciudadano promedio conociera de su existencia.

“El resultado de esta investigación envía el mensaje de que (la DEA) no permitirá que los narcotraficantes vengan a Estados Unidos y conduzcan sus actividades ilegales dentro de nuestro territorio”, expresó Yankovich.

Estas personas trabajaban principalmente para el Cartel del Golfo, pero algunas veces ayudaban a otras organizaciones vinculadas a las drogas. La Operación Tres Estrellas asoció a estos grupos con al menos siete homicidios, nueve allanamientos de moradas y cinco secuestros cometidos en Houston desde 2006.

La mayoría de las víctimas tenían vínculos con el mundo de las drogas. En muchas ocasiones las golpearon salvajemente antes de matarlas con varios disparos.

Agentes de la policía pasaron miles de horas vigilando y escuchando a narcotraficantes, según documentos judiciales.

Los agentes se ocultaban en zonas aledañas a estacionamientos, viviendas, centros comerciales, cantinas e iglesias, desde Galveston hasta Houston y desde Pearland hasta Columbus.

“Puedes pasar horas, días, semanas y meses vigilando hasta que identificas algo que ha sucedido que te permite comprender el panorama completo”, dijo la portavoz de la DEA, Violet Szeleczky.

Agentes de la DEA que trabajaron con la Fuerza Antinarcóticos de la Policía de Pasadena, el Departamento de Policía de Houston y la oficina del sheriff del Condado de Harris, le siguieron la pista a narcotraficantes que, sin saberlo, los conducían a reuniones, escondites y lugares de cita.

De las personas arrestadas por agentes federales y acusadas de tráfico de drogas, algunas trabajaban a jornada completa como narcotraficantes mientras que otras mantenían empleos regulares diurnos.

Por ejemplo, Castillo, la propietaria de los tres autobuses vinculados al tráfico de drogas, trabajó durante más de 20 años en una óptica.

Entre los detenidos también hay un chofer de tractores, un trabajador de imprenta, el dueño de una tienda de neumáticos, un maletero y un taxista. Algunos confesaron a las autoridades que ganaban dinero comprando y vendiendo autos usados.

Logros de la vigilancia

Uno de los descubrimientos principales provino de vigilar un tramo de la Interestatal 10, cerca de Columbus, después de haber recibido noticias de que Isidro Leal González, un jefe intermedio del narcotráfico, iba camino de Houston para participar en una reunión. Agentes patrullaron dicha autopista e incluso inspeccionaron algunos autos que portaban matrículas mexicanas.

 

Start typing and press Enter to search