-->

“Me ayudaba y a todos los de la población de ahí adentro, un tipazo el señor. Me decía: ‘¿Qué pasó, Cachún?’ ‘No se preocupe, no le ha llegado el agua ni a la garganta’ le dijo Caro Quintero

- 18:55:00



“Me ayudaba y a todos los de la población de ahí adentro, un tipazo el señor. Me decía: ‘¿Qué pasó, Cachún?’  ‘No se preocupe, no le ha llegado el agua ni a la garganta’ le dijo Caro Quintero

El actor Pepe Magaña recordó su paso por la cárcel, pues hace alrededor de 30 años fue encerrado en el Reclusorio Norte porque, de acuerdo con el famoso, se debió a que fue amante de la esposa de un general de la policía, razón por la que éste lo mandó a encarcelar sin haber cometido ningún delito, sino únicamente a manera de venganza.

Y es que Pepe fue acusado de tráfico y suministro de drogas, pero el actor cómico ha aclarado que aquello no fue verdad, sino que fue planeado para inculparlo.

Fue en esos años de encierro donde Pepe conoció al buscado narcotraficante Rafael Caro Quintero, quien se encontraba recluido ahí mismo y lo apodaba Cachún, debido a su popular personaje del Profesor Villafuerte en el programa unitario de Televisa ¡Cachún cachún ra ra! de los años 80.

Magaña recordó que vivió muy buenos momentos con el peligroso narcotraficante, pues en todo momento lo ayudó y lo protegió, ganándose su simpatía y la de toda “la población” de internos de la cárcel de la Ciudad de México. “Tuve el gusto de que nos hicimos amigos y tengo un bonito recuerdo de Rafael Caro Quintero”, expresó en una entrevista para el programa De primera mano.

Dijo que el capo, conocido como El narco de narcos siempre se mantuvo servicial a sus necesidades y lo respetaba, ganándose incluso su cariño: “Siempre estaba atento de mí, de qué se me ofrecía, siempre preocupado y no tengo por qué hablar mal de él, haya hecho lo que haya hecho”, expresó.

“Me ayudaba y a todos los de la población de ahí adentro, un tipazo el señor. Me decía: ‘¿Qué pasó, Cachún?’ y cuando le dije que me habían sentenciado a siete años cuatro meses, yo andaba con una depresión terrible y él me dijo: ‘No se preocupe, Cachún, no le ha llegado el agua ni a la garganta’, imagínate cómo estaba él”, recordó el participante del elenco de la obra La Semesienta.

Y es que Magaña admitió que al interior del Reclusorio Norte se vive una situación de caos donde se permite el alcohol, “entra la banda, el mariachi”, hay sexo servicio por parte de mujeres a las que se les permite, y también hay drogas, como cocaína y marihuana:

“Yo vendía alcohol y cerveza para sobrevivir. La vendía tres o cuatro veces más de lo que se vende en la calle y hay que pagar a los de seguridad”, recordó.

“Poner un reclusorio es un gran negocio, la neta”, dijo a tono de broma el comediante. “Entran mariachis, tríos, chavas de sexo servicio”, y admitió que el hecho de ser famoso le ayudó a sobrevivir al interior de la cárcel, pues incluso se le era permitido utilizar el teléfono del director del penal para llamar diariamente a sus familiares y a su abogado.

Ya anteriormente el comediante había narrado cómo fue que llego a la cárcel: “Le dijo el comandante: Pepe Magaña se comió lo que se debió haber comido. Salí con una mujer, fue mi amante y no tenía que haber hecho eso. Era la mujer del comandante, yo estaba casado, yo la regué”, admitió.

Dijo también que sus errores se deben a la inexperiencia de su juventud, y se arrepiente de lo sucedido porque “uno no mide”,

“Fue muy duro. Si yo le metía a la cocaína, al alcohol, se te da una mujer, otra mujer y se convirtió también eso en un vicio, en una adicción, de que era el profesor Villafuerte de Cachún y ahí estaba yo, ahí estaban ellas y se te dan y eso me hizo daño, no tener una mesura, no tener un límite. La regué”, admitió el actor, quien planea continuar su gira al lado de Luis de Alba y otros actores en 2021.

 

Start typing and press Enter to search