-->

"Los Ninis", ellos son el narcoterror que nació con el "Culiacanazo"

- 4:48:00


La presencia de una nueva célula criminal, durante los hechos del 17 de octubre de 2019 en Sinaloa, mejor conocido como el “Culiacanazo”, marcó la división que existe al interior del Cártel de Sinaloa, comandado por “Los Chapitos”, los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Se trata de “Los Ninis”, un grupo identificado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) como clave para entender la lucha de poder entre otros grupos comandados por “El Mayo” Zambada, Caro Quintero y Aureliano “El Guano” Guzmán en contra “Los Chapitos”, quienes han podido “doblegar” a los otros capos a través de este brazo armado, encargado de generar terror en Sinaloa.

De acuerdo con correos electrónicos de la Sedena, obtenidos por los hacktivistas Guacamaya, el origen de “Los Ninis”, un grupo conformado por jóvenes de entre 20 y 35 años, fue la intención de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán de amedrentar a los grupos que al interior del Cártel de Sinaloa buscan tener el control.

El grupo criminal identificado como “Los Ninis” es primordial en la estructura del cártel y en trabajos de seguridad personal para Alfredo, Ovidio y Archivaldo Guzmán, este último identificado como el líder de los tres hermanos y del cártel.

La organización también fue clave para que la Sedena entendiera el terror que se vivió en el “Culiacanazo”, el operativo fallido contra el Cártel de Sinaloa que terminó con la liberación de Ovidio Guzmán López, “El Ratón”, por órdenes del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esta es la historia del surgimiento “Los Ninis”, una organización comandada por Néstor Isidro Pérez Salas, “El Nini”, basada en documentos de inteligencia (clasificados como confidenciales) de la Sedena y a la que tuvieron acceso los hackers de la organización Guacamaya.

La recaptura de “El Chapo”

De acuerdo con la información reportada por militares adscritos en Sinaloa, después de la recaptura de “El Chapo”, el 8 de enero de 2016, en los Mochis, Sinaloa, el cártel tuvo una reorganización en la que grandes capos trataron de asumir el liderazgo.

La detención de Joaquín Guzmán Loera dio origen a cinco frentes para tratar de controlar la organización. La primera de estas organizaciones es la de Ismael Zambada García Niebla, “El Mayo” Zambada.

El Chapo en el Hangar de la Marina en enero de 2016 | Cuartoscuro

La segunda es la de Archivaldo Guzmán Salazar, “El Chapito”, y sus hermanos, entre ellos Ovidio y Alfredo. La tercera es la comandada por el tío de éstos Aureliano Guzmán Loera, “El Guano”, hermano de “El Chapo”.

La cuarta organización que busca el control del Cártel de Sinaloa es la comandada por Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, este último detenido en mayo de 2017, en la Ciudad de México, y extraditado en 2018 a los Estados Unidos. La última es la de Rafael Caro Quintero, “El Narco de Narcos” o “R-1”, detenido este año por la Secretaría de Marina.

“El Guano”, trató de tomar el control del cártel con la ayuda de dos personas: Bernardino Esparza Aboytia, “08” y Jesús Guillermo Flores, “El Caballo”. Al ir asumiendo el liderazgo de la organización, buscó apoyarse en “Los Chapitos”, lo cual logró al principio. “El Mayo” Zambada, había quedado relegado.

La recaptura de El Chapo se dio en el hotel Doux, en la carretera a San Miguel, en Los Mochis | Cuartoscuro

La organización no tuvo mayores inconvenientes en los siguientes meses a la recaptura de “El Chapo”, sin embargo, la suerte cambió con distintos operativos que buscaban dar con su paradero y captura. 

Uno de los reportes del Ejército responsabiliza a “El Guano” y a los hijos de “El Chapo” de la muerte de 5 soldados y 10 militares más, heridos en Badiraguato, Sinaloa, el 30 de septiembre de 2016.

Según uno de los partes de la Sedena, fechado en noviembre de 2016, la agresión se originó por las acciones del gobierno federal para dar con su aseguramiento.

“Los líderes del ‘Cártel del Pacifico’, Archivaldo Iván Guzmán Salazar y Aureliano Guzmán Loera, ‘El Guano’, impulsan realizar agresiones contra el personal militar como un distractor para evitar su detención”.

El surgimiento de “Los Ninis”

Los operativos del gobierno federal para capturar a “El Guano”, así como a Archivaldo, Alfredo y Ovidio, hijos de “El Chapo”, según los reportes de inteligencia del Ejército, llevaron a una reunión para evitar su aprehensión. 

La pieza clave en ese encuentro fue una persona identificada como Gabriel Valenzuela Valenzuela, detenido en febrero de 2018 por la Sedena, en un fraccionamiento de Culiacán, Sinaloa, por investigaciones relacionadas con el ataque a militares el 30 de septiembre de 2016.

Julián Grimaldi escapó del penal de Culiacán en 2018 | Cortesía

El hombre, identificado también como Julián Grimaldi Paredes, fue ingresado a prisión en el penal de Culiacán, pero después se fugó, en 2018, vestido de custodio y por la puerta principal.  A principios de 2020, según los reportes del Ejército, fue abatido en Tlajomulco, Jalisco. Esta versión quedó asentada en reportes de medios locales.

“Gabriel Valenzuela Valenzuela, supuesto propietario de los ranchos asegurados en Paredones, Culiacán, Sinaloa, financiará la integración de un grupo delictivo, a fin de realizar agresiones contra el personal militar y grupos antagónicos”.

En una segunda tertulia, el cártel tomó una decisión más. Formar otro grupo, a semejanza del iniciado por Iván Gastélum Ávila, “Cholo Iván”, detenido en enero de 2016 junto con Joaquín Guzmán Loera. El engrane sería Néstor Isidro Pérez Salas, “El Nini”.

“Néstor Isidro Pérez Salas, ‘El Nini’, con Alonso Limón Sánchez, ‘El Poncho’; Rafael Guadalupe Félix Nuñez, Changuito Ántrax y Gabriel Valenzuela Valenzuela, acordaron financiar un grupo similar que encabeza ‘El Cholo Iván’, al mando de ‘El Nini’. Se aprovechará la feria ganadera del 14 nov al 15 de diciembre para infiltrar sicarios”.

No había marcha atrás. La reunión llevó al surgimiento de un brazo armado más del cártel, el cual es determinante en la estructura criminal de los hijos de Joaquín Guzmán Loera.

Imágenes de los daños que quedaron luego del Culiacanazo | Cuartoscuro

“Los Chapitos” asumen el control

En 2019, uno más de los reportes de inteligencia, enviados con sinónimos o palabras clave, relata el sometimiento de Ismael “El Mayo” Zambada ante los hijos de “El Chapo”. El documento fue escrito meses antes de la detención y liberación, el 17 de octubre de 2019, de Ovidio Guzmán, ordenada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con los reportes de inteligencia, se identificaron dos bloques “de liderazgo: el tradicional, proclive a la negociación, donde se ubican ‘El Mayo’, ‘El Guano’ y ‘R-1’ (Caro Quintero); y el segundo que encabezan Los Chapitos, que es más violento”.

Los rostros del terror en el Culiacanazo | Jesús Bustamantes para Excélsior

“Con la finalidad de atenuar diferencias con los descendientes de Guzmán Loera, ‘El Mayo’, optó por respetar el coto de poder a sus hijos. Ismael Zambada continuará con su estrategia de negociación para evitar conflictos internos, con la intención de posicionarse como líder hegemónico. La vertiente de Rafael Caro Quintero mantendrá su bajo perfil para evitar conflictos con el resto del grupo delictivo”.

La reestructuración llevó a una reorganización del cártel para evitar disputas por el trasiego de droga e indocumentados. El cónclave se efectuó en Sonora, en 2019.

“En Sonora, en 2019, Zambada García, Caro Quintero y Los Chapitos moderaron directamente las rutas de trasiego de droga y migrantes, para evitar un choque armado entre los líderes locales”.

 “Los Ninis” contra “Los Rusos”

Uno más de los partes escritos por elementos del Ejército describe, brevemente, la cooptación y humillación contra policías municipales de Culiacán, Sinaloa, el 25 de noviembre de 2019.

El informe, titulado: “Conflicto entre células del CDP en Culiacán, Sinaloa”, narra la disputa entre los brazos armados de Archivaldo Iván, Alfredo y Ovidio (“Los Ninis, comandados por Néstor Isidro Pérez Salas, “El Nini”) y de Ismael “El Mayo” Zambada (“Los Rusos”, bajo el mando de Miguel Ángel Gaxiola Quintero, “El Ruso”).

“El Ruso es parte de la seguridad de Ismael Zambada García (a) El Mayo Zambada; mientras que El Nini es jefe de seguridad de Los Chapitos, que encabeza Archivaldo Iván Guzmán Salazar. La rivalidad entre Los Rusos y Los Ninis detonó el 25/nov/19, cuando la primera célula ‘tableó’ a 11 policías municipales que protegen a Los Chapitos por participar en extorsiones”.

El documento enviado a finales de 2020, menciona la rivalidad entre ambas células, oposición que por el momento no ha escalado a la cúpula del cártel, según el parte de un militar.

“A partir de entonces, ambos grupos disputan el control de la producción y venta de droga sintética en Culiacán; aunque el conflicto no escala a la cúpula de las vertientes del CDP. q La mayor expresión violenta fue el 6/mar, cuando se enfrentaron en la colonia Loma de Rodriguera en Culiacán”.

Durante ese enfrentamiento, murió Martín Antonio Acosta Cázarez, “Martón”, operador de “Los Ninis” y se detuvo a cuatro de sus integrantes cuando intentaron “rematar” en el hospital a un herido de “Los Rusos”.

“Los Ninis: operan como cuerpo de seguridad de El Chapito. Integran al grupo jóvenes de 20 a 35 años de perfil violento. Participaron en ataque a la SEDENA, con saldo de cinco efectivos muertos y 10 heridos (30/sept/2016) y las acciones para liberar a Ovidio Guzmán (17/oct/2019). También rivalizan con integrantes de Los Guanos. Tienen presencia en el centro de Culiacán”.

“Los Rusos: forman parte del cuerpo de seguridad de Zambada García. Actúan con menos protagonismo, pero con alto nivel de violencia. Operan en ocho colonias y dos sindicaturas en el norte de Culiacán”.

 

Start typing and press Enter to search