-->

Militares y Guardias Nacionales se niegan a enfrentarse a El CJNG en tierra donde nació El Mencho

- 11:52:00


Militares y Guardias Nacionales se negaron a enfrentarse a El CJNG en tierra donde nació El Mencho

El Ejército mexicano triplicó su fuerza operativa en el estado de Michoacán, principalmente en la región de Tierra Caliente, pero no han ingresado a los municipios donde narcotraficantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y Cárteles Unidos (CU) mantienen una batalla por el control, pero sin “desafiar” directamente al grupo criminal encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes alias el Mencho.

Mandos de la 43 Zona Militar, con sede en esta ciudad, indicaron que pasaron de mil 95 elementos en 2020, en promedio, a 2 mil 987 efectivos este año.

La mayoría de este personal se encuentra desplegado en la zona de Tierra Caliente, donde el Cártel Jalisco Nueva Generación pelea por el dominio, principalmente en Aguililla, Buenavista, Apatzingan y Tepalcatepec.

No obstante, la milicia no ha ingresado de forma abierta a esos municipios, principalmente Aguililla, actualmente bajo el control del CJNG, afirmaron fuentes militares.

“No tenemos esa indicación”, dijo un oficial sin explicar los motivos de la inacción.

Elementos de tropa revelaron que se evita tener confrontaciones armadas con civiles.

Pese al despliegue federal en la región, el CJNG tiene un retén con un camión cruzado y zanjas en la carretera Apatzingán-Aguililla, desde las localidades de El Terrero y División del Norte, que pertenecen al municipio de Buenavista, donde están asentados sus rivales el Cártel de Los Viagras.

La situación tiene a Aguililla como pueblo fantasma y sin abastecimiento de productos básicos, que generalmente provienen de Apatzingán.

“Allá está mi papá todavía, encerrado, come frijoles y lo que pueda ir a cortar al campo, no quiso salir y tenemos miedo por él. Los de la ‘maña’ andan entrando a las casas que quieren, supuestamente buscando otros delincuentes”, dijo Griselda, una mujer de 36 años quien huyó de Aguililla con sus dos hijos y su hermana.

Ahora renta un cuarto en Apatzingán, donde encontró un trabajo en una tienda de ropa.

“Si llegan aquí esos señores (del CJNG) a Apatzingán, ya no sé qué vamos a hacer, nos vamos a otro estado definitivamente”, lamentó.

Griselda afirmó que al menos seis familias de su calle también se salieron de Aguililla, dejando sus casas en el abandono.

“No hay nada en las tiendas, esos señores deciden el ingreso de las mercancías y quién debe venderlas, aún así da miedo salir a la calle en Aguililla. Nadie se siente a gusto”, añadió.

-¿Entonces no va a votar?, se le cuestionó.

“¿Votar, a quién le importa eso?”, respondió.

Las propias autoridades estiman que más de 300 familias han tenido que dejar sus viviendas ante los constantes hechos de violencia.

Durante un recorrido por el corredor de Apatzingán por las vías donde inician los caminos que van a Aguililla y Buenavista, se constató la ausencia de las fuerzas de seguridad, tanto federales como estatales.

El paso de vehículos con cortadores de limón y mango es el único movimiento en esos caminos.

No obstante, aunque es el auge de la producción del cítrico, los trabajadores también salieron de esa zona en conflicto.

“Si hay corte, pero es limitado, porque pagas cuota a los del retén, entonces no sale el jornal. Nos estamos alquilando para cortar en otras zonas, rumbo a Parácuaro o Nueva Italia donde hay más mango. Para Aguililla o Buenavista no se puede trabajar”, indicó un cortador en la glorieta de Lázaro Cárdenas, en el acceso a la zona céntrica a Apatzingán.

En esta ciudad, supuesto bastión de Los Viagras, un helicóptero negro sin identificación de matrícula sobrevoló ayer a baja altura el corredor de Apatzingán a Buenavista y Aguililla.

Además, en el tramo de Lombardía a Nueva Italia, un hombre armado con atuendo táctico, sin algún logotipo de alguna dependencia, decidió el paso de vehículos hacia Cuatro Caminos.

En tanto, las corporaciones oficiales lucieron sin movimiento en sus centros de mando

En el cuartel de la Policía de Michoacán en Apatzingán se apreciaron patrullas desvencijadas y la tropa en sus cubículos a 30 grados centígrados.

El cuartel de la Guardia Nacional en Apatzingán también lució vacío y con un “rinoceronte” estacionado.

El 28 de mayo, los elementos de la corporación intentaron ingresar a El Terrero y fueron agredidos a pedradas por civiles.

Los uniformados tuvieron que salir del sitio bajo la lluvia de rocas sobre sus escudos.

Para salvaguardar la seguridad en los comicios del domingo, la GN llevará a cabo patrullajes en todo el estado y apoyará en la recolección de los paquetes electorales, de acuerdo con el consejero presidente del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), Ignacio Hurtado Gómez.

 

Start typing and press Enter to search