-->

El Mayo Zambada se fortalece, aparte de su hijo "El Vicentillo", también su hermano Jesús Zambada García, "El Rey Zambada" quedo en libertad

- 8:00:00


Vicente Zambada Niebla, el Vicentillo, y Jesús Zambada García, el Rey, no están bajo custodia del Buró de Prisiones de Estados Unidos (BOP), por lo cual habrían quedado en libertad.

Según reportes de Univisión Noticias, tanto el hijo y hermano de Ismael Zambada García, el Mayo, están fuera de la jurisdicción del (BOP), pero no se sabe cuándo fueron liberados ni en dónde se encuentran actualmente.

Ambos cabecillas fueron testigos clave en el llamado “juicio del siglo”, contra quien fuera su socio en el Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, el Chapo. Los dos ayudaron a hundir al capo a cambio de reducciones en sus condenas. Aunque el informe de Univisión se basa en una respuesta oficial y sin mayores detalles de ubicación, ya desde febrero de 2020 el periodista Alan Feuer del New York Times había reportado que, en efecto, al menos el Rey Zambada no estaba a resguardo del BOP.

En marzo de este 2021, la periodista Anabel Hernández comentó a Infobae México sobre los rumores al interior del Cártel de Sinaloa, donde sus contactos le indicaban que el Rey Zambada estaba fuera de las rejas.

En aquella ocasión, la reportera especializada en temas de narcotráfico también sugirió que el Vicentillo, muy probablemente, había quedado bajo resguardo domiciliar, pese a que su salida oficial estaba programada para 2024. Aunque los integrantes de la dinastía Zambada quedaran fuera de prisión, estarían obligados a ser testigos contra otros presuntos narcotraficantes en próximos juicios.

“Hay quienes piensan que [Vicentillo] ya está libre o en prisión domiciliaria, pero en realidad nadie sabe dónde está”, puntualizó la periodista que ha investigado al grupo criminal por 15 años.

Vicente Zambada Niebla fue detenido en la capital de México la madrugada del 18 de marzo de 2009 en una casa de la calle Lluvia, colonia Jardines del Pedregal, alcaldía Álvaro Obregón. Agentes vestidos de militares apuntaban a su habitación e irrumpieron sin disparos. El Vicentillo se entregó, permaneció incomunicado y maniatado. Por la mañana del 19 de marzo fue presentado ante las cámaras de televisión como un peligroso capo y golpe contundente al Cártel de Sinaloa.

Luego de 11 meses arrestado y sin ningún expediente abierto en su contra, fue extraditado a EEUU el 18 de febrero de 2010. Fue enviado a una prisión de Chicago y después, a una cárcel de máxima seguridad en Michigan. Los primeros dos años los pasó en una celda sin contacto con otros reclusos. Estas condiciones estrictas de aislamiento vulneraron al hijo favorito del Mayo.

El Vicentillo abrazó por última vez a su padre el 10 de marzo, cinco días antes de viajar a la capital del país para acordar un pacto con la Administración del Control de Drogas (DEA), volverse informante, salir del narcotráfico y buscar una nueva vida para la familia que comenzó a los 18 años con Zynthia Borboa Zazueta, cuando ambos tuvieron a su primer hijo. Pero fue traicionado y asegurado.

Por su parte, Jesús Zambada García fue arrestado el 20 de octubre del 2008, en medio de una guerra contra el Cártel de los Beltrán Leyva. Este capo fue el primero de relevancia en testificar contra el Chapo Guzmán en la Corte del Distrito Este de Nueva York. Cayó tras un enfrentamiento con fuerza federales en la Ciudad de México junto con otras 15 personas, entre las que se encontraba su hijo Jesús Zambada Reyes.

Estuvo recluido en el penal de máxima seguridad de Matamoros, Tamaulipas hasta el 4 de abril de 2012 cuando fue extraditado a Estados Unidos. Sus casos fueron radicados en cortes de Chicago y Nueva York.

El testimonio de Jesús Zambada García sirvió al Departamento de Justicia no solamente para persuadir al jurado de condenar a Guzmán Loera, sino que a partir de sus declaraciones se desprendió la investigación por la cual se detuvo a Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública arrestado el 9 de diciembre de 2019 y quien espera su juicio en Nueva York por colaborar con el Cártel de Sinaloa durante 19 años.

Luego del juicio contra el Chapo Guzmán, el hermano del Mayo tuvo una audiencia reservada al público. Su caso está sellado y aunque no se encuentre bajo custodia del Buró de Prisiones, eso no significa que haya quedado en libertad absoluta, pues aún fuera de la cárcel debe colaborar con el gobierno norteamericano.

Al igual que el Vicentillo, quien aceptó colaborar con las autoridades de EEUU cuando estas requirieran de su comparecencia en cualquier investigación, siempre con la promesa de dar reportes veraces. Fue sentenciado a 15 años tras las rejas en mayo de 2019, por lo que debería salir en 2024 y esperar cinco años antes de volver a contactar con su antiguo círculo.

 

Start typing and press Enter to search