-->

El Chayo era su jefe en audio filtrado revela como La Tuta le informaba todo a su patrón de la ejecución de 12 Federales avisale al señor Nazario

- 18:24:00


El Chayo era su jefe en audio filtrado revela como La Tuta le informaba todo a su patrón de la ejecución de 12 Federales 

“Ahorita me tocó un caso, viejo —dijo Servando Gómez, La Tuta, líder de La Familia Michoacana.

—¿Qué hay viejo? —le contestó un hombre no identificado.

—Pues yo pienso que son puros, pues han de ser puros… de la “cinco letras” (la SEIDO) o de esos, de esos que están en las camionetas… me aventé doce güeyes.

—Pues sí.

Viejo, pues ni pedo.

—Todos, ¿sabes qué? No pelearon, no pelearon los culeros. Nomás tumbé al primero y se culearon todos. Nada más que, nada más que los mandé para otro lado. Nadie sabe nada, viejo, pero no le avisé, avísale al señor (Nazario Moreno, El Chayo) y todo.

—Ajá, sí, ya está”.

Es la madrugada del 13 de julio de 2009. La hora: 02:05.

Días antes, 12 policías federales (11 hombres y una mujer) que dependían jerárquicamente del jefe de la División Antidrogas, Ramón Pequeño, habían llegado a Arteaga, Michoacán, siguiendo el rastro de La Tuta. La División de Inteligencia había detectado que en ese lugar vivía la madre del capo: haciéndose pasar por estudiantes de la Normal de Arteaga, los jóvenes agentes lograron rentar una casa contigua.

La cobertura parecía adecuada: Arteaga es un lugar lleno de jóvenes estudiantes que proceden de todos los puntos del país. La información sobre La Tuta comenzó a fluir.

Sin embargo, fueron descubiertos. La madre del capo, dice una versión, vio entrar a uno de los agentes con un arma. Se lo comunicó a su hijo.

Esa noche, patrullas de la policía municipal golpearon la puerta de la casa. Los agentes sabían qué significaba aquello y se lo reportaron por teléfono a sus superiores. En los distintos relatos de lo que ocurrió hay confusión. Uno dice que La Tuta asesinó a bocajarro al agente que abrió la puerta. Otro, que acompañado por un lugarteniente conocido como El Cholo, el capo entró desde la casa contigua con ayuda de una escalera, y abatió al primer elemento que halló a su paso.

Con ayuda de los municipales, los sicarios que acompañaban a La Tuta sometieron a los federales.

 

Start typing and press Enter to search